fbpxRetracción gingival | Clinica Dental Madrid Arapiles
Clínica Dental en el Centro de Madrid

Retracción gingival

retracción gingival

Las encías retraídas o la retracción gingival es una de las patologías que se presentan con mayor frecuencia.

Pese a su normalidad, debe ser tratada con urgencia, ya que además de suponer un problema estético, puede derivar en graves problemas para la salud bucodental general. Algunos de los problemas asociados con las encías retraídas son la sensibilidad excesiva, las caries y el dolor.

En este artículo se verá qué es la retracción gingival, los tipos que existen y sus principales síntomas, qué hacer cuando las encías se retraen, por qué ocurre esta patología y algunas claves para evitarla a corto y medio plazo.

¿Qué es la retracción gingival?

Las encías retraídas son una patología basada en la pérdida de la encía que deja expuesta una parte de la raíz de los dientes. Suele comenzar con una inflamación de la zona y de sangrado durante el cepillado.

Al contrario de lo que muchos creen, las encías retraídas no son una problemática relacionada con el envejecimiento. Es un proceso que puede ocurrir a cualquier edad y, que una vez perdida, la encía no se puede recuperar de manera natural, requiere de intervención por parte de especialistas.

Tipos de retracción gingival

Esta problemática se puede clasificar en cuatro clases que indican su nivel de gravedad.

Clase I

Recesión de los tejidos, pero no alcanza la línea mucogingival.

Clase II

Recesión de los tejidos que se extiende o supera la unión mucogingival, pero sin pérdida de inserción periodontal.

Clase III

Recesión de los tejidos marginales que se extiende o supera la unión mucogingival con pérdida de la inserción periodontal.

Clase IV

Recesión de los tejidos marginales que se extiende o supera la unión mucogingival con pérdida de hueso o de tejido blando.

Síntomas de la retracción gingival

Los efectos que tiene esta patología son, básicamente, dos: la sensibilidad dental y un riesgo mayor de desarrollo de caries.

Sensibilidad

Cuando las encías se retraen, la raíz del diente queda descubierta. Es una parte de la boca sensible a los cambios de temperatura, por esa razón, quienes padecen esta patología sufren de lo que se conoce como hipersensibilidad dental.

retracción gingival

Riesgo de caries

La zona de la raíz dental es más propensa a las caries. Además, las caries que se desarrollan en esta área necesitan de un proceso de restauración más complejo.

¿Qué hacer cuando las encías se retraen?

Las encías son una parte del cuerpo humano que no se regenera de manera natural. Para curar los problemas de retracción gingival es necesario acudir, obligatoriamente, a un profesional de la salud periodontal. De todas maneras, cuando se acuda al profesional, es importante que se eliminen las causas por las que se manifestó esta patología.

Cuando la retracción gingival se encuentra presente, se debe realizar un tratamiento para disminuir los efectos negativos de la condición. Se pueden encontrar dos formas de solucionar este problema.

Sellado dentinario

El sellado dentario se utiliza en los casos relativamente leves donde el paciente no tiene problemas estéticos, pero sufre de hipersensibilidad dental. Este proceso utiliza barnices o precipitados compuestos por glutaraldehído y metacrilato de hidroxietilo, además de agentes de polimerización.

Los componentes se encuentran en forma líquida y su textura es transparente. Este líquido se extiende sobre la raíz expuesta. Cuando se lo polimeriza, se solidifica formando una capa que sella los túbulos dentarios causantes de la hipersensibilidad.

En casos leves, el tratamiento puede basarse, solamente, en el uso de pastas dentífricas basadas en fluoruros o sales de potasio como el nitrato. El potasio es un elemento clave para el tratamiento de la sensibilidad, ya que los iones tienen un efecto despolarizador en la conducción de los impulsos eléctricos del nervio. Así, las fibras se mantienen más estables y menos sensibles frente a los estímulos nuevos.

Cirugía Mucogingival

En los casos graves o avanzados de retracción gingival, es necesario un procedimiento quirúrgico para corregir la encía y los tejidos blandos que rodean las piezas dentales. En la actualidad se pueden encontrar dos procedimientos principales.

Colgajo movilizado

Si la patología no se encuentra tan avanzada y los pacientes conservan las papilas interdentarias, se puede realizar una técnica conocida como estiramiento de encía. Este tratamiento es el más indicado en los casos de retracciones moderadas, ya que es poco invasivo y no requiere de un injerto externo.

Injertos de encía

Los injertos o microinjertos de encía comparten algunas características con la técnica anterior y se adiciona el uso de tejido del paladar, cuando se necesita una gran cantidad, o de la tuberosidad del maxilar, cuando se necesita poco tejido. Cada zona de extracción presenta ciertas ventajas y desventajas.

El tejido del paladar es de fácil extracción, pero presenta un posoperatorio más incómodo para el paciente. El tejido de la tuberosidad maxilar requiere de una mayor habilidad del odontólogo tanto para extraerlo como para realizar el injerto. Sin embargo, el posoperatorio es más leve.

¿Por qué se da la retracción gingival?

La retracción gingival es una patología multicausal. Puede desarrollarse por una multitud de factores distintos.

Cepillado agresivo

El uso frecuente de cepillos de dientes duros en conjunto con una técnica de cepillado agresiva puede tener un efecto negativo sobre las encías. Por esa razón, los profesionales aconsejan una técnica de cepillado desde la encía hacia el diente para evitar todo tipo de daños en esa zona.

Consumo de tabaco

El consumo regular de tabaco puede afectar la salud de las encías, por lo que se recomienda disminuirlo en lo posible.

Estrés

El estrés es el disparador de una gran cantidad de enfermedades y patologías en el mundo moderno. Los estudios realizados por la Universidad de Tufts muestran una relación entre los niveles de estrés emocional y las enfermedades periodontales. Además, se sabe que el estrés disminuye la eficacia del sistema inmunitario.

Higiene bucodental

Una limpieza dental completa que incluye una buena técnica de cepillado y el uso de hilo dental diariamente ayuda a eliminar la placa. La placa, cuando se acumula en exceso, puede contribuir con el desarrollo de las enfermedades periodontales.

Factores genéticos

La genética determina la propensión de una persona a desarrollar distintas enfermedades. La retracción gingival se encuentra en este grupo, por lo que, si tu familia tiene un historial de problemas periodontales, debes aumentar los cuidados y las acciones preventivas.

Enfermedades crónicas

Las enfermedades crónicas que afectan las defensas del organismo como el VIH-SIDA y la diabetes incrementan, de manera considerable, los riesgos de desarrollar infecciones. En este caso, ese riesgo se manifiesta con un avance más pronunciado de la placa bacteriana que puede acabar causando patologías periodontales.

Malposición dentaria

La malposición de las piezas dentales puede causar que las encías se retraigan.

Uso de ortodoncia

Cuando se utilizan brackets tradicionales, los pacientes suelen realizar un cepillado agresivo. Por esa razón, es necesario conocer las técnicas correctas de cepillado y aplicarlas cada día.

¿Cómo evitar la retracción de las encías?

Para evitar la retracción de las encías es necesario seguir las buenas prácticas de la higiene bucodental recomendadas por tu odontólogo de cabecera. Por otro lado, se deben evitar los malos hábitos como el tabaquismo, el cepillado agresivo y mantener los niveles de estrés emocional estables.

La retracción gingival es una patología grave que debe ser tratada lo antes posible por un profesional en el área. Sin embargo, gracias a los avances de la odontología, puede ser tratada y solucionada con unas cirugías poco invasivas.

De todas maneras, tal como los profesionales recomiendan, siempre será mejor tomar las medidas preventivas necesarias para reducir las posibilidades de que se manifieste. 

Profile picture for user Abel Fernando Martínez Martín

Dr. Carlos Peracho Heras
Director de clínica dental Arapiles, Licenciado en Odontología por la Universidad de Alfonso X el Sabio y Máster en Implantología y Rehabilitación Oral por la Universidad de Toulouse (Francia). Además es especialista en periodoncia avanzada, cirugía Oral, cirugía plástica y estética dental. Es Miembro de la Sociedad española de Implantes.
CV