fbpx¿Qué son las coronas dentales y cuándo se deben usar? | Clinica Dental Madrid Arapiles
Clínica Dental en el Centro de Madrid

¿Qué son las coronas dentales y cuándo se deben usar?

Coronas Dentales

Las coronas dentales son unas fundas que van colocadas sobre un diente roto o dañado, su objetivo es brindar protección al diente no solo darle una mejor forma, aspecto o para poder alinear una pieza dental. La variedad en los materiales de fabricación es bastante amplia, puede ser de cerámica o porcelana hasta aleaciones metálicas e incluso oro o resina.

De estos materiales las coronas de porcelana son las más utilizadas para los dientes anteriores, son mejores en el sentido estético porque su fabricación va de acuerdo con el color natural de los dientes de la persona. Entre tanto, las coronas dentales de metal se utilizan para las piezas posteriores, no se ven y resultan más resistentes durante el proceso de masticación.

Por último, la resina resulta ser el material más débil por lo que se utiliza para la realización de coronas provisionales o transitorias a la espera de una corona de larga duración.

En líneas generales, las coronas dentales son conocidas como fundas dentales, ideadas para cubrir en su totalidad un diente para protegerlo o reforzarlo cuando le falte tejido dental. Por ello, deberán ser tratadas como si fuera el diente verdadero, en cuanto a cuidados e higiene.

Por ello, las coronas dentales se deben usar en casos específicos como:

  • Revestir un diente deforme o que tiene pérdida de color.
  • Brindar soporte para algún puente en el caso que exista mucho espacio entre un diente y otro.
  • Impedir que algún diente débil se fracture.
  • Ayudar y proteger un diente roto o bastante gastado.
  • Es ideal para rehabilitar un implante dental o un diente que ha recibido un tratamiento endodóntico.
  • Alinear dientes en caso de desviaciones severas.
puente dental

¿En qué consisten las coronas dentales?

Consiste en una prótesis dental de larga duración fija, porque el diente ha sido vulnerado de manera que ha perdido gran contenido de esmalte y dentina por ende debe ser protegido para evitar su pérdida. El nombre de corona dental se debe a que es la sustitución de la corona del mismo diente.

La situación de pérdida de esmalte o de dentina se debe no solo a mala alimentación (cuando falta calcio), sino también al avance de la caries generando una gran pérdida de material dental. También esta pérdida se debe a un tratamiento de conductos o endodoncia que le resta vitalidad al diente que se fragiliza y tiende a fracturarse.

En este sentido, una corona dental es una pieza que se coloca para cubrir por completo el diente y que a su vez tiene la misma forma del diente. Es muy raro que alguno de estos materiales desencadene una reacción alérgica, aunque se ser así, al existir diversos materiales, el odontólogo elegiría uno acorde con las necesidades del paciente. También, lo que puede ocurrir es que si la corona no queda bien fijada al diente y bien sellada pueden filtrarse bacterias procediéndose una caries por filtración.

Cabe destacar que para instalar coronas en los dientes el profesional debe reducir el tamaño de este para que la corona ajuste de forma correcta sobre él. Posterior a ello, el odontólogo procederá a tomar una impresión dental para tener el molde que va a utilizar para la corona. Mientras la corona está lista se puede colocar una corona provisional para proteger el diente.

Por si no lo sabías las coronas en los dientes están diseñadas para cualquier tipo de persona, tanto para niños, adultos, jóvenes, ancianos, etc. Porque su propósito principal es cubrir un diente deteriorado y hacer que la persona luzca una hermosa sonrisa y pueda tener una buena función masticatoria.

Tipos de materiales para coronas dentales

Los tipos de coronas dentales que existen en la actualidad están hechas de diversos materiales, entre ellos destacan:

  1. Cerámica o porcelana:

    Las coronas dentales de porcelana se recomiendan para restaurar dientes porque su color se parece mucho al de los dientes naturales. Sin embargo, resulta muy quebradizo cuando ocurren mordidas fuertes, pero es resistente al desgaste. El material que se emplea es la porcelana.
  2. Disilicato de litio:

    Es resistente y a su vez menos grueso. No es necesario rebajar tanto el diente receptor. Se produce tras la combinación de vidrio con cerámica consiguiendo un tono natural que hace juego con sus dientes.
  3. Zirconio:

    Es ideal para aquellos dientes que necesitan una mayor estética y reciben más fuerzas al tratarse de un metal blanco. Estéticamente el resultado es bastante natural y como no tiene partes metálicas permite que la luz pase. Su uso se emplea en los dientes que tienen mayor visibilidad y pacientes con mucha carga oclusal.
  4. Metal-cerámica:

    Resultan bastante resistentes y duraderas porque resultan de la fusión de la porcelana a la parte exterior de una estructura metálica. Con este tipo de coronas dentales se devuelve la función al mismo tiempo la cobertura de cerámica le brinda de una buena estética dental.
  5. Aleaciones de oro:

    Son compatibles con el tejido gingival al mismo tiempo que no perjudican a sus dientes vecinos. Estas aleaciones se hacen mezclando oro con cobre y otros materiales, logrando una corona fuerte y resistente tanto al desgaste como a las fracturas, hoy en día estas en desuso.
  6. Aleaciones de metales básicos:

    Las coronas dentales se hacen con metales que no son nobles, tienen una alta resistencia a la corrosión por ende su nivel de reforzamiento es elevado.
  7. Resina:

    Se usan como coronas dentales provisionales para pasar a la definitiva porque el material resulta más débil de lo que deberían ser las coronas dentales definitivas.

 

 

Tipos de coronas dentales

 

¿Qué duración tienen las coronas dentales?

A ciencia cierta, las coronas dentales pueden durar toda la vida. Sin embargo, lo que estipula la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a las coronas en los dientes es que su duración es de en promedio de unos 15 años. Para prolongar este tiempo o reducirlo es importante seguir ciertos cuidados:

  • Los hábitos de higiene buco-dental deben ser regulares y bien hechos.
  • Los dientes se deben cepillar después de cada comida, utilizar hilo dental, enjuague bucal, etc.
  • Se deben hacer revisiones odontológicas una vez cada 6 (seis) meses.
  • Se debe evitar morder alimentos muy duros con las coronas dentales porque pueden fracturarse.
  • No se deben utilizar los dientes para romper cosas o usarlos como tijeras.
  • Si el paciente padece de bruxismo lo ideal es colocar una férula de descarga para que no se rompan las coronas dentales.

Con el seguimiento de adecuadas normas de higiene dental y un buen uso de dichas coronas dentales, la vida de estas prótesis se prolongará. Puede darse el caso que se aflojen o se salgan, pero nada que no pueda arreglar de forma inmediata el especialista dental.

Es destacable que después de una duración de veinte (20) años las coronas tienden a desajustarse por el paso del tiempo. No quiere decir que no se haya cumplido con los cuidados al pie de la letra, sino que es un proceso natural.

 

Beneficios de las coronas dentales

Los beneficios de las coronas dentales son muchos, se pueden dividir en dos tipos, por sus capacidades restauradoras y por su impresión estética:

  1. Capacidades restauradoras:
  • Brindan soporte a un diente que ha perdido parte de su estructura por una caries o por haber recibido un golpe, provocando fractura, astillamiento o quiebre perdiendo una parte importante.
  • Ideal para restaurar dientes después de un tratamiento de endodoncia o cuando se ha agrietado.
  • Le brinda protección a un diente débil que ha sufrido desgaste como pérdida de calcio.
  • Al ser una prótesis fija le da mayor seguridad al paciente.
  • Es un procedimiento poco invasivo y bastante sencillo de larga duración.
  • Su tasa de éxito es elevada respecto a otros tratamientos de suplantación dental.
  • Ayuda a mejorar la forma y la función del proceso de masticación para disminuir el desgaste.

 

  1. Impresión estética:
  • Sirve para ocultar las decoloraciones dentales.
  • Se usa para rehabilitar implantes dentales simulando el diente que se ha perdido o lo que es lo mismo, dar la apariencia de un nuevo diente.
  • Es ideal para cambiar la forma del diente, cuando resulta necesario hacerlo más ancho y largo para que luzca mejor mejorando la apariencia de la sonrisa.
  • Genera confianza en sí mismo por la mejora en la apariencia dental.
Profile picture for user Abel Fernando Martínez Martín

Dr. Carlos Peracho Heras
Director de clínica dental Arapiles, Licenciado en Odontología por la Universidad de Alfonso X el Sabio y Máster en Implantología y Rehabilitación Oral por la Universidad de Toulouse (Francia). Además es especialista en periodoncia avanzada, cirugía Oral, cirugía plástica y estética dental. Es Miembro de la Sociedad española de Implantes.
CV