Clínica Dental en el Centro de Madrid

Periodoncia

Periodoncia

La periodoncia es la especialidad de la Odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes, así como el mantenimiento de los implantes.

Las principales enfermedades periodontales son la Gingivitis y la Periodontitis en dientes naturales y la mucositis y periimplantitis en implantes.

Es importante sepas todo lo relacionado a esta especialidad de la odontología, así como las enfermedades involucradas para aprender a prevenirlas y curarlas. Con ello, debes saber que en nuestra Clínica Dental Apariles Dental cuentas con los mejores especialistas en periodoncia.

¿Qué es la periodoncia?

Para expandir un poco la definición anterior, podemos decir que la periodoncia se centra exclusivamente en enfermedades inflamatorias que destruyen las encías y otras estructuras de soporte alrededor de los dientes (cemento radicular y al hueso alveolar), la cual se originan por la acumulación de la placa bacteriana que posteriormente se endurece y se convierte en sarro, alrededor de los dientes y encías.

Entonces, es así como un periodoncista es el dentista especialista en la prevención y tratamiento de las enfermedades periodontales, y en la colocación de implantes dentales.

Nuestros especialistas en la enfermedad periodontal ofrecen una gran gama de tratamientos, como el raspado y alisado radicular, desbridamiento de la superficie de la raíz, y los procedimientos regenerativos. Además, de ser necesario,también pueden realizar procedimientos quirúrgicos para aquellos pacientes que presentan periodontitis severa.

Tipos de enfermedades periodontales

Las principales enfermedades periodontales son la gingivitis y la periodontitis. Una gingivitis no tratada puede convertirse en periodontitis, conocida como piorrea, y terminar con la pérdida de piezas dentales. También se pueden generar otras enfermedades periodontales en los implantes dentales, como la mucositis y la periimplantitis. Veamos sus definiciones.

Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad que provoca la inflamación y sangrado de las encías, la cual se origina por la placa bacteriana atrapada entre los dientes y por la nula o deficiente higiene dental. Esta enfermedad evoluciona extremadamente rápido, puede desarrollarse después de tres días de no realizar el cepillado de los dientes.

Tipos de gingivitis

Existen varios tipos de gingivitis, todas con los mismos síntomas clínicos. Tenemos  la gingivitis asociada a la placa bacteriana y la gingivitis no asociada a la placa.

Gingivitis asociada a la placa: se desarrolla por el exceso de placa alojada entre los dientes o por la modificación de la misma debido a factores internos del organismo. También se puede desarrollar por el uso de medicamentos fuertes.

Gingivitis no asociada a la placa: es la que se desarrolla a causa de un virus, bacterias o factores genéticos.

En la gingivitis, la infección de bacterias solo afecta la encía, inflamándola y produciendo pequeños sangramientos. Es una enfermedad reversible, a diferencia de la periodontitis.

Síntomas de la gingivitis

Por lo general, las enfermedades periodontales son difíciles de detectar, ya que suelen ser asintomáticas en sus inicios, a excepción al sangrado que se percibe desde el comienzo. Se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Mal aliento.
  • Mal sabor de boca.
  • Inflamación y enrojecimiento de las encías.
  • Sensibilidad en las encías.
  • Molestias al comer.

Periodontitis

La periodontitis, como se dijo anteriormente, es la enfermedad que le sigue a la gingivitis, es decir, cuando no se trata la gingivitis, aparece la periodontitis. En esta fase se destruyen los tejidos que sostienen a los dientes: las encías, hueso y ligamento periodontal. Esta enfermedad es comúnmente llamada “piorrea”. Estas pérdidas de tejido son irreversibles y progresivas, ya que el hueso perdido no se puede recuperar. Al avanzar aún más la enfermedad se va creando un espacio entre el diente y los tejidos llamado bolsa periodontal.

La periodontitis es clasificada en leve, moderada o grave. En el último caso, la infección afecta la raíz de los dientes, provocando su debilitamiento, movilidad e incluso la pérdida de los mismos.

Síntomas de la periodontitis

Se pueden presentan síntomas muy similares a la gingivitis, aunque debido a su gravedad se pueden presentar otros tantos. Veamos algunos de ellos:

  • Mal aliento.
  • Mal sabor de boca.
  • Inflamación y enrojecimiento de las encías.
  • Sensibilidad en las encías.
  • Molestias al comer.
  • Movimientos del diente.
  • Hipersensibilidad dental.
  • Encías retraídas o separadas del diente, síntoma que se presenta cuando ya se está en presencia de la periodontitis.

Mucositis preimplantaria

La mucositis es una enfermedad que se genera cuando los tejidos blandos alrededor del implante se inflaman. Al igual que la gingivitis, es reversible. Y afecta a un 30% de los pacientes con implantes. La buena noticia es que no se ve implicada la pérdida del hueso.

Síntomas de la mucositis

La mucositis se manifiesta de manera similar a la gingivitis, presentando síntomas como inflamación, sangrado y enrojecimientos de las encías. En algunos casos se puede presentar supuración.

Perrimplantitis

Con esta enfermedad no solo se ven afectados los tejidos blandos alrededor del implante, sino también los tejidos duros, es decir, se puede producir la destrucción del hueso que sujeta el implante. En este caso, a medida que va avanzando la enfermedad y no es tratada se pueden producir secuelas estéticas como la recesión de las encías o la posibilidad de perder el implante afectado.

Las enfermedades periodontales por ser difíciles de detectar se debe acudir al médico regularmente, y es este quien realice un diagnóstico tras un estudio periodontal en base a un periodontograma y a una serie de radiografías.

Síntomas de la periimplantitis

  • Enrojecimiento de la mucosa periimplantaria.
  • Supuración en algunas ocasiones.
  • Sangrado al sondaje.
  • Aumento de la profundidad de la bolsa periimplantaria.
  • Dolor al apretar los dientes.
  • Dolor al morder.
  • Movilidad del implante.

Causas de las enfermedades periodontales

Como se dijo anteriormente, la principal causa de las enfermedades periodontales es la acumulación de la placa bacteriana debido a una inadecuada higiene dental; sin embargo existen otras tantas causas:

Tabaco o alimentos con exceso en azúcares: este tipo de hábitos o alimentos favorecen el crecimiento y continuidad de las bacterias en la boca.

Factores genéticos: algunas personas están más propensas a desarrollar enfermedades periodontales debido a ciertos factores genéticos.

Embarazo: durante el embarazo las defensas bajan de nivel, por lo que algunas enfermedades pueden aparecer con facilidad. Bajo este estado la mujer suele tener las encías más sensibles y por ende están más propensas a que las bacterias afecten las mismas.

Cambios hormonales: debido a los cambios hormonales que presentan algunas mujeres o niñas se hacen más sensibles a desarrollar ciertas enfermedades periodontales.

Enfermedades: enfermedades como la diabetes o el cáncer pueden afectar la salud bucodental.

Medicamentos: en ocasiones algunos fármacos producen sensibilidad dental o debilitamiento de las encías. Por ello, es muy importante consultar con un médico especialistas antes de consumirlos.

En relación a las enfermedades periodontales por implantes pueden ser causadas por las razones antes descritas, así como por el diseño inapropiado de las prótesis, la colocación incorrecta de las fijaciones del implante y por las características propias del implante.

Tratamientos periodontales

Una vez acudas a nuestra Clínica Dental Apariles, nuestro especialista periodoncista hará una valoración de tu caso después de realizar una serie de radiografías y una exploración exhaustiva de tus encías.

Seguidamente, determinará el tratamiento ideal, el cual consta de dos fases. En la primera parte se realiza una limpieza bucal con la finalidad de eliminar toda la placa y el sarro alojado en los dientes y la línea de la encía.

En la segunda fase se realizan los curetajes (raspados y alisados radiculares), los cuales con un instrumento llamado cureta se eliminan todas las bacterias de las bolsas periodontales. Por ser un tratamiento un tanto invasivo, se utiliza anestesia local. Esta fase se realiza, por lo general, en dos sesiones.

En caso que la enfermedad esté muy avanzada podría ser necesario practicar una cirugía periodontal y utilizar técnicas para regenerar el hueso que se haya perdido.

Igualmente, dependiendo de la gravedad de la enfermedad se debe seguir un seguimiento continuo en la clínica. Lo recomendable es regresar con el especialista un mes después del tratamiento. De estar todo bien, las siguientes visitas de mantenimiento se deberán hacer dos veces por año.

Además de realizar el tratamiento antes descrito, se recomienda utilizar ciertos suplementos o productos que ayudará a controlar las enfermedades periodontales. Tenemos:

Ácido fólico: tomar una solución de ácido fólico por día durante 30 a 60 días ayuda a reducir la inflamación y el sangrado de las encías. La solución se debe mantener en la boca unos tres minutos y luego se escupe. También se puede tomar en cápsulas o comprimidos. Es importante sea el médico quien prescriba la cantidad correcta de ácido fólico.

Vitamina C: está comprobado que las personas con deficiencia de vitamina C tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades periodontales. Por ello, es lógico tomar vitamina C para mejorar la salud de las encías. Sin embargo, no solo depende del consumo de vitamina C para obtener un efecto terapéutico adicional. Se recomienda adicionarla con flavonoides para percibir  mejoras en la salud de las encías. Además, por si solo, los flavonoides podrían reducir la inflamación de las encías.

Enjuague bucal de hierbas y aceites: la mezcla de hierbas o aceites como el aceite de salvia, aceite de menta, manzanilla, tintura de mirra, aceite de clavo es usada para tratar la gingivitis. Se debe mezclar todo en medio vaso de agua e ingerir tres veces por día, dejándola un rato en la boca y después escupirla.

 

Beneficios de la periodoncia

  • Recuperar la salud bucodental.
  • Elimina el mal aliento y el mal sabor bucal.
  • Elimina la placa bacteriana.
  • Recupera la estética de las encías.
  • Realiza limpieza profunda para prevenir otras enfermedades dentales.
  • Frena la pérdida de piezas dentales causada por la periodontitis.

Cómo prevenir las enfermedades periodontales

En general para evitar recurrir a los tratamientos periodontales y mantener una buena salud bucodental, es recomendable las personas acudan regularmente al odontólogo para recibir detectar a tiempo cualquier enfermedad y les realicen una limpieza dental cada 6 meses.

Asimismo, existen otras pautas a seguir para prevenir  enfermedades periodontales:

Buena salud bucal: se trata de realizar una higiene constante y adecuada. La placa bacteriana suele acumularse con facilidad entre los dientes y la línea de las encías y si no se realiza de forma correcta la limpieza puede convertirse en sarro, por lo que el cepillado ya no sería suficiente para eliminarlo. La manera correcta de hacerlo es realizar el cepillado tres veces al día, usar enjuague bucal e hilo dental.

Evite factores que favorecen las enfermedades periodontales: evite consumir tabaco, alimentos ricos en azúcares o algunos fármacos.

Preguntas frecuentes sobre la periodoncia

¿Qué debo hacer si pierdo un diente a causa de una enfermedad periodontal?

Lo primero que se debe hacer es tratar de eliminar la infección de los tejidos. Después el odontólogo evaluará el daño óseo, en caso que el hueso se encuentre en buenas condiciones podría optar por realizar un implante dental para sustituir la pieza perdida. No obstante, si el hueco ha sido afectado lo mejor es optar por una prótesis dental para que realice las funciones de un diente y se mejore la estética dental.

¿Puedo contagiar a alguien?

Sin lugar a dudas es una de las interrogantes más frecuentes. Los pacientes periodontales sienten una preocupación palpante de contagiar a su pareja o familiares. Sin embargo, a pesar que las bacterias pueden desplazarse de un lugar a otro, eso no quiere decir que las personas receptoras vayan a padecer la enfermedad, ya que la misma depende de los demás factores como la mala higiene bucal o que exista una predisposición genética

¿A qué edad se inician las enfermedades periodontales?

Por lo general aparecen en los adultos, cerca de los 30 años de edad. Está comprobado que entre más joven es el paciente, mayor es la probabilidad de presentar una enfermedad periodontal. Por otra parte, es muy raro que aparezcan en niños, pero cuando sucede afecta en una forma más agresiva amenazando seriamente la dentición y salud general.

Confía en nosotros

Si estás padeciendo algún tipo de patología como las aquí descritas, no dudes en pedir tu primera consulta en Clínica Apariles Dental y ponte en las manos de los mejores especialistas en Periodoncia. En esta te daremos un diagnóstico certero de tu afección y con ello un presupuesto a tu medida.

Valoración: 
Promedio: 5 (2 votos)