Clínica Dental en el Centro de Madrid

Ortodoncia

Ortodoncia

La ortodoncia es una ciencia que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas. Según el tipo de tratamiento requerido, se utilizará aparatología fija o removible, así como otros tipos en función de las necesidades estéticas demandadas por el paciente, tales como ortodoncia invisible, estética o lingual.

Nuestra especialista en ortodoncia, la Dra. Alexía Criado, te propondrá la opción más adecuada según tus necesidades.

¿Qué es la ortodoncia?

Para realizar una definición más coloquial, podemos decir que la ortodoncia es una disciplina de la odontología que se centra en la alineación de los dientes y maxilares con el fin de mejorar la salud bucal y sonrisa de las personas.

La Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) dice que la ortodoncia persigue la normalidad dental en el paciente, es decir, es un tratamiento ortodóncico que pretende hacer que los pacientes obtengan un crecimiento y desarrollo de sus dientes y maxilares dentro de su propia normalidad, con un ensamblaje “armónico” de todas las piezas.

¿Quien necesita una ortodoncia?

Las personas que necesitan una ortodoncia son aquellas que presentan maloclusión de los dientes o problemas de mordidas, puesto que esta anomalía causa una masticación inadecuada, que no se logre una correcta limpieza de los dientes trayendo como consecuencia problemas en la salud dental como caries, pérdida de dientes, problemas de encías, entre otros. Asimismo, puede generar problemas de seguridad y autoestima.

Los problemas de mordida pueden ser hereditarios o producirse como consecuencia de una enfermedad dental, por un accidente, pérdida temprana de los dientes de leche o permanentes, entre otros. Dichos problemas pueden presentarse, por lo general, en los niños; sin embargo también pueden estar presentes en los adultos. Por lo que, pese a los que muchos piensan, la ortodoncia puede ser aplicada a cualquier persona sin importar su edad.

Los problemas de mordida se clasifica en:

Tipo I: problema en donde los maxilares se encuentran correctamente relacionados; sin embargo los dientes están adelantados con respecto al hueso del que nacen.

Tipo II: en este caso el maxilar superior está desplazado hacia adelante, al igual que los dientes con respecto a su base ósea.

Tipo III: sucede cuando la mandíbula ha superado en crecimiento al maxilar de arriba provocando una mordida cruzada.

Dependiendo del tipo de problema de mordida se pueden presentar síntomas como una apariencia anormal de la cara, dificultad al morder, problemas con la respiración y problemas de articulaciones temporomandibulares.

En ese sentido, para saber quién necesita una ortodoncia y cómo será el tratamiento, se necesita determinar el patrón morfogenético del paciente, es decir, valorar los problemas de engranaje de los dientes y determinar dónde se origina la deformidad.

Y es allí cuando nuestra especialista evalúa al paciente mediante un examen clínico, realizando una radiografía panorámica de toda la boca, una radiografía lateral del cráneo e impresiones de toda la boca para determinar cómo es su mordida.

Problemas y enfermedades que se tratan con ortodoncia

Existen ciertos problemas y enfermedades que ameritan ortodoncia, entre los que se destacan:

Mal posición dentaria: cuando la corona de un diente se desplaza gravemente de su posición correcta.

Pérdida prematura de dientes de leche: cuando se pierde un molar es muy probable que se necesite de un “mantenedor de espacio” para que el diente permanente tenga su espacio.

Sobremordida: cuando los dientes anteriores superiores sobrepasan en la mordida más de la mitad de la altura de los dientes inferiores.

Submordida: cuando los dientes inferiores se desplazan excesivamente hacia delante o cuando los dientes superiores se desplazan hacia atrás.

Mordida cruzada: sucede cuando uno o varios dientes superiores quedan por detrás los inferiores al morder.

Mordida abierta: cuando los dientes superiores e inferiores no se solapan y queda un hueco entre ellos al morder.

Espacio excesivo entre los dientes: cuando existe un espacio notable entre los dientes.

Problemas con el habla: problemas con dificultad para pronunciar ciertos fonemas ocasionados por proyección de la mandíbula, mordida abierta, sobre mordida, deglución atípica, entre otros.

Problemas de articulación de la mandíbula: cuando se presentan síntomas como molestia al morder, chirrido al abrir o cerrar la boca, dolor facial, dolor de cabeza, bloqueo de la mandíbula.

Así que si tienes algunos de estos problemas o enfermedades ya sabes que puedes solucionarlo con la ortodoncia, y qué mejor que lo hagas con nosotros, la mejor Clínica Dental de Madrid.

¿Cómo es el Procedimiento de una ortodoncia?

Dentro del procedimiento de una ortodoncia existen una variedad de opciones, fijas y removibles, que ayudan a movilizar los dientes haciendo una pequeña presión sobre los mismos para que se acomoden por el hueso de la mandíbula.

En relación al procedimiento, para lograr esos movimientos va a depender de las necesidades individuales, de la posición y la oclusión de sus dientes. Entre los procedimientos tenemos:

Ortodoncia Tradicional: forma parte del tratamiento fijo y es el más común. Para realizar el procedimiento se cuenta con brackets, bandas elásticas y un arco de alambre. Por una parte, los brackets son pegados a la parte frontal del diente y son utilizados como anclajes para realizar el tratamiento; el alambre es colocado a través de los brackets y es sostenido por las bandas elásticas.

 La función del alambre es ejercer presión sobre los dientes para moverlos gradualmente a la posición correcta. Por lo general, el ortodoncista ajusta los alambres una vez al mes para alcanzar los resultados en un lapso de uno a tres años.

Casi al final del tratamiento, cuando se retiran los brackets, se debe usar un retenedor en las mandíbulas superiores e inferiores por al menos un año para fijar los dientes en su nueva posición.

Ortodoncia con brackets Damon: los brackets Damon son frenillos dentales autoligables, es decir, se prescinde del uso de bandas elásticas para sujetar el arco de alambre, y en cambio se utiliza un mecanismo de deslizamiento. Con este tipo de ortodoncia, los dientes pueden moverse más libremente, por lo que el tiempo del tratamiento disminuye. Además, estos son más agradables visualmente, ya que son más pequeños en relación a los brakets tradicionales.

Ortodoncia con Invisalign: los invisalign son unos alineadores de plástico transparente hechos a medida, diseñados para desplazar los dientes a la posición correcta. Con este tipo de tratamiento, el paciente debe cambiar los alineadores dos veces al mes, repitiendo la misma acción hasta que los dientes estén en la posición correcta. La ventaja en relación a los otros procedimientos, es que son menos visibles, ofreciendo una ventaja estética y el tratamiento dura menos que con los aparatos tradicionales.

Ortodoncia con brackets linguales: los brakets linguales o los llamados ortodoncia invisible son aquellos que se colocan en el lado interior de los dientes y son la opción ideal para las personas que no quieren sea visible el tratamiento. Funciona casi igual que la ortodoncia tradicional, los dientes son enderezados mediante una ligera presión constante para ayudarlos a moverse a la posición correcta. Este tipo de procedimiento es el más caro.

Etapas de la ortodoncia

Es sabido que, todo tratamiento de ortodoncia tiene un proceso que va desde que acudes por primera vez al dentista para ver si eres candidato para una ortodoncia hasta que el problema es solucionado.

El tratamiento de la ortodoncia tienes varias etapas o fases:

Fase 0: El estudio de ortodoncia

Esta es la etapa en la que elabora una estudio de ortodoncia para determinar el diagnóstico preciso. Para ello nuestra especialista realizará lo siguiente:

  • Determinará los problemas bucales como: problemas de mordida, mandibulares, separación de dientes, líneas medias, entre otros.
  • Realizará una serie de radiografías: panorámicas, de los laterales del cráneo para ver el estado de las raíces, si hay ausencia de muelas,  si hay infecciones, etc.
  • Realizará fotografías extraorales e intraorales para analizar la simetría facial, malposiciones de los dientes, etc.
  • Realizará una serie de impresiones con las que se realizará la aparatología.
  • Posteriormente será colocada la aparatología adecuada, y es allí cuando entramos a la fase activa de la ortodoncia.

Fase 1: Alineamiento y nivelación

En esta etapa se corrige las discrepancias verticales y el apiñamiento de los dientes. Asimismo, se corrige la mordida cruzada. Esta fase suele durar aproximadamente 7 meses y al finalizar las arcadas deben estar niveladas y los dientes en línea.

Fase 2: Corrección de la mordida

En esta fase se corrige la mordida y se empiezan a ubicar los dientes  a su posición correcta en sentido anteroposterior y vertical. En esta etapa, en ocasiones es necesario el uso de elásticos o gomas aplicando un fuerza externa para corregir la mordida.

Fase 3: Cierre de espacios

Como su nombre lo indica, es la fase en la que se cierran los espacios que puedan existir entre los dientes.

Fase 4: Acabado y perfeccionamiento

En esta fase los dientes deben estar alineados, los espacios entre dientes cerrados y la mordida debió ser corregida para continuar con los ajustes de acabado y perfeccionamiento, como son: igualar las raíces, ajustar posiciones dentales que puedan quedar, corregir discrepancias de línea media para que ambas líneas coinciden, y por último se realiza el asentamiento final de los dientes.

Fase 5: Extracción de los brackets

Una vez se logren los pequeños ajustes de acabado es momento de quitar los aparatos para pasar a la etapa de retención.

Fase 6: Retención

En esta etapa se pondrán retenedores fijos tanto arriba como abajo, por alrededor de un año, esto para mantener los resultados y que los dientes no se muevan a su posición anterior.

Recuerda, esta es solo una parte de la información que necesitas saber para tener más conocimientos y tener presente por cuáles situaciones vas a pasar. Lo mejor es que nos contactes inmediatamente para que solicites una primera cita y nuestra especialista Dra. Alexía Criado estudiará tu caso y ofrecerá la mejor solución para ti. Todo sin ningún compromiso, lo importante es dar el primer paso.

Beneficios de la ortodoncia

Y si todavía tienes duda de realizarte una ortodoncia, aquí te traemos tres grandes razones:

  • Tus dientes tienen más probabilidades de durar toda la vida.
  • Tendrás una boca más sana.
  • Y mejorará tu sonrisa.

Consejos de cuidado bucal de la Ortodoncia

Buen hábito de cepillado: es indispensable usar crema dental con flúor y un cepillo de cerdas suaves cuando se usan aparatos de ortodoncia. El cepillado ideal se consigue colocando el cepillo en un ángulo de 45° con respecto a la línea de las encías limpiando los dientes con pequeños movimientos circulares. Luego ubique el cepillo en la parte superior de los brackets, inclinándolo hacia abajo para cepillar la parte superior de cada bracket. Realice el mismo procedimiento para limpiar la parte inferior de los mismos.

Puede reforzar el cepillado utilizando un cepillo interdental para realizar la limpieza entre los dientes.

Uso de hilo dental: al igual que tener una rutina de cepillado, es indispensable tener una para el uso del hilo dental durante el tratamiento de ortodoncia. Por lo menos se debe utilizar el hilo dental dos veces por día.

Enjuague bucal: después de un buen cepillado puede enjuagarse la boca con un enjuague bucal que tenga flúor.

Protectores bucales: en caso de practicar un deporte es recomendable utilizar protectores bucales para proteger sus mejillas y labios de cortes por los aparatos. De igual manera, evitará que los brackets se dañen en caso de recibir un golpe.

Recuerda una buena higiene bucal es muy importante, pero lo es más, si se tienen ortodoncias u otros aparatos.

Ortodoncia para adultos

No queríamos dejar por fuera este apartado que tanto inquieta a la población adulta. Son muchas las dudas respecto a si la ortodoncia se puede realizar en un adulto y si es igual de efectiva.

Antes mencionamos que, de hecho este procedimiento no es solo para niños y adolescentes sino también funciona a la perfección en los adultos, es más, cada día se está popularizando entre esta población y todo se debe a que ahora hay opciones innovadoras como ortodoncias transparentes o invisibles.

Lo importante es pedir la recomendación de un ortodoncista para determinar cuál es el tratamiento ideal. Pero tranquilo para eso estamos nosotros, la mejor Clínica Dental de Madrid que cuenta con un equipo especialista el cual hará un diagnóstico y recomendará un tratamiento adecuado.

¡Contáctanos!

Valoración: 
Promedio: 5 (1 voto)