Clínica Dental en el Centro de Madrid

Odontopediatría

Odontopediatría

Es nuestra área dedicada a los más pequeños. Queremos que aprendan a cuidar de sus bocas jugando. Los educamos en la prevención para que disfruten de la mejor salud dental. Es primordial que nuestros niños se sientan satisfechos y aprendan que la visita al dentista es algo importante y necesario para su salud. Ven a vernos, sabemos cómo tratar a los más pequeños!

¿Qué es la odontopediatría?

La Odontopediatría es una especialidad de la odontología que se encarga del manejo de la salud y desarrollo bucodental de niños y adolescentes. En esta etapa se puede prevenir, diagnosticar y corregir algunas patologías a nivel de dientes, encías o problemas de mordida presentes en algunos niños.

El odontopediatra conoce a fondo los dientes temporales y permanentes, las medidas preventivas y el tratamiento adecuado para cada niño; convirtiéndose en la mejor opción para lograr un primer acercamiento exitoso al ambiente odontológico.

Odontopediatría en Madrid

Es por ello que nosotros, además de utilizar nuestros conocimientos técnicos utilizamos herramientas psicológicas y de comunicación que contribuyen a que este proceso sea más llevadero tanto para el niño como para su familia. Asimismo, ofrecemos los mejores tratamientos utilizando tecnología de vanguardia acondicionada al público general e infantil.

Nuestra clínica Apariles cuenta con una gran experiencia en odontopediatría en Madrid; traemos a cuesta una trayectoria exitosa, donde podemos afirmar con toda seguridad que nuestros servicios y tratamientos generales y odontopediátricos son los mejores en el mercado; sumándose a ello un servicio personalizado que resuelve todas las dudas y problemas que pudieras tener.

Nuestra principal meta es que los niños y padres confíen plenamente en nuestro trabajo, es por ello que brindamos una atención completa y personalizada. Si lo que buscas es un gran equipo de especialistas en odontopediatría donde resalta el profesionalismo en nuestra clínica lo encontrarás.

Recuerda, estamos comprometidos con la salud dental de tu hijo y de la familia en general. Somos una auténtica referencia en el ámbito bucodental.

Tratamientos comunes en Odontopediatría

Entre los tratamientos que incluye la odontopediatría y que nosotros tenemos están:

Higiene Dental: es un tratamiento preventivo que otorga instrucciones de limpieza. En este caso, el odontopediatra se encarga de instruir tanto a los niños como a sus padres en relación a la higiene bucal y los hábitos de limpieza.

En este tratamiento hacemos especial énfasis, ya que enseñamos a los niños a cómo cuidar su salud dental de la mejor manera, jugando. Con esta estrategia estamos más que seguros que el cometido se logra, siempre y cuando se trabaje en equipo.

Prevención de caries: es otro tratamiento preventivo e indoloro donde se recurre al sellado de fosas y fisuras para prevenir las caries. Consiste en aplicar un material restaurador en la superficie del diente, rellenando los surcos donde pueden quedar restos de alimentos previniendo en un 90% la aparición de caries. Es el odontopediatra quien decide si el niño es un buen candidato para este tipo de tratamiento.

La fluoración, también es un tratamiento muy eficaz para prevenir las caries, reduce su incidencia hasta en un 50%. A través de la aplicación de flúor se puede reforzar y remineralizar el esmalte en los dientes.

Tratamiento de las caries: más del 30% de los niños a temprana edad suelen presentar caries, y es causa de la escasa higiene dental y malos hábitos alimenticios.

Las caries producen una destrucción de la estructura dentaria. Por lo general, esta afección puede ser dolorosa si llega afectar el nervio dentario, ocasionando problemas en la alimentación del niño, e incluso generar infecciones que pueden afectar al diente permanente.

Estas caries que se presentan en los dientes temporales son llamadas “caries de biberón” y si se tratan a tiempo el odontopediatra podrá restaurar el diente con una obturación hecha con material estético. Sin embargo, es muy importante una detección precoz para evitar complicaciones.

Por ello, es un gran error pensar que, como en algún momento se le caerán los dientes de leche, no hay que preocuparse por las caries presentes.

Tratamiento pulpar (pulpotomia): cuando la caries no es detectada a tiempo y alcanza el nervio del diente se debe realizar una pulpotomía, la cual consiste en la eliminación de la pulpa o nervio afectado y luego se procede al sellado y restauración del diente.

Tratamiento para traumatismos: es muy frecuente que los niños sufran de algún tipo de traumatismo dental, bien sea, por una caída o por un golpe, provocando una fractura o fisura en alguno de los dientes, por lo que se vuelve necesario la restauración del diente o la reimplantación del mismo, si las condiciones lo permiten.

Anquilosis del diente temporal: este tratamiento se aplica en aquellas piezas dentales que se quedan retenidas en el hueso, y al ser dientes temporales evitará el nacimiento del diente definitivo, es por ello que, el odontopediatra debe proceder a la extracción.

Mantenedores de espacio: estos son unos aparatos que se recomiendan colocar es aquellos niños que han presentado pérdida temprana de algún diente temporal por falta de espacio, y así evitar un colapso total con la salida de los dientes definitivos.

Estudio de alteraciones congénitas: a pesar que las alteraciones o anomalías no son tan frecuentes, una detección a tiempo evitara problemas mayores. Estas alteraciones tienen que ver con el número, forma y tamaño de los dientes. Un estudio a tiempo, permitirá la suplantación, modificación y restauración de los mismos.

Ortodoncia: para realizar este tipo de tratamiento correctivo se recomienda acudir al especialista aproximadamente a los 8 años, ya que a esta edad la formación de los dientes y boca se encuentran en su fase más óptima para realizar movimientos correctivos de los dientes. El odontopediatra hará la evaluación y referirá al niño al ortodoncista para que sea este el que realice el tratamiento.

Realizando la ortodoncia en niños se resuelven los problemas más habituales que aparecen durante el desarrollo oral, tanto en dientes de leche como con los dientes definitivos.

Por estas y más razones, es muy importante visitar al odontopediatra lo más temprano posible, para detectar algún daño en su fase inicial y no nos traiga consecuencias más graves.

Preguntas frecuentes alrededor de la odontopediatría

También sabemos que son muchas las dudas, que como padre se te presentan alrededor de la salud de tus hijos; es por ello que, hoy trataremos de responder las más comunes.

¿A qué edad debo llevar a mi hijo por primera vez al odontopediatra?

Anteriormente, la Academia Americana de Odontología Pediátrica aconsejaba que la primera visita al odontólogo debía ser a los 3 años de edad; sin embargo, al observar el aumento en el porcentaje de niños con caries en la edad escolar, esta recomendación cambio, ahora el consejo es visitar al médico seis meses después de la aparición de los primeros dientes, este tiempo oscila entre los doce y catorce meses de edad, aproximadamente.

Además, este cambio se ha planteado por la aparición de alteraciones relacionadas con la dentición temporal como la ausencia de dientes, dientes con alteración en el tamaño y la forma, entre otras; la cual aparecen en edades muy tempranas.

¿A qué edad salen los primeros dientes de leche?

Por lo general, los primeros dientes de leche suelen aparecer a los seis meses, empezando por los incisivos centrales inferiores. Es a los ocho meses cuando salen los incisivos centrales superiores, seguidamente los incisivos laterales inferiores, y luego los superiores. Posteriormente, erupcionan los caninos superiores e inferiores. Ya para los dieciocho meses empieza a salir el primer molar y por último a los veinticuatro meses los segundos molares.

¿Cuándo debo empezar  el hábito de limpieza de los dientes con mi hijo?

La limpieza dental del niño se debe comenzar lo más pronto que se pueda y no esperar a que salga el primer diente. La leche materna y la leche artificial contienen un alto nivel de azúcares, que pueden llegar afectar la salud de las encías y de los primeros dientes del bebé, es por ello que, hay que empezar cuanto antes, y la manera correcta de hacerlo, en esta primera etapa, es con una gasa húmeda, se debe pasar con suavidad por la encía del bebé. Se debe hacer, por lo menos, una vez al día.

Posteriormente con el crecimiento del niño y la salida de los dientes, se debe utilizar un cepillo pequeño con cerdas suaves, en un principio sin pasta dental. Luego,  a partir de los cuatro años se puede incluir la pasta dental en una pequeña cantidad, siempre observando y orientando al niño a que no la ingiera.

Lo más importante para crear el hábito de limpieza dental es la asistencia, responsabilidad y constancia de los padres.

 

¿A qué edad se produce el cambio a los dientes permanentes?

Por su parte, el recambio de los dientes empezará a los seis años de edad, dándose en dos etapas: desde los seis hasta los ocho años se cambiarán los dientes de la parte anterior de la boca; posteriormente desde los diez hasta los doce años se cambiarán los dientes de la zona posterior.

Estos periodos no son precisamente exactos, se puede producir un retraso o adelanto de aproximadamente un año. En caso que el periodo sea más largo, se debe acudir al odontopediatra, el cual realizará las pruebas y radiografías pertinentes para valorar la situación.

¿Cómo debe ser la alimentación del niño para prevenir la aparición de las caries?

No promover el hábito de dormir con la mamadera o chupete. Esta costumbre resulta muy perjudicial para el niño, produciendo un deterioro dental mayor.

Lo principal es disminuir la ingesta de alimentos azucarados, sobre todo aquellos que son más retentivos como los cariogénicos, por ejemplo, los caramelos masticables.

No incluir en las meriendas de los niños alimentos procesados con exceso de azúcares.

Acostumbrar al niño a consumir productos naturales: frutas, jugos naturales, agua sin agregados, leche sin azúcar.

¿Cada cuánto tiempo debo llevar a mi hijo al odontopediatra?

Esto dependerá del riesgo. Si el niño está expuesto a costumbres (dormir con objetos en la boca, no tener un hábito de limpieza, o consumir muchos alimentos procesados) que eleven las probabilidades de presentar caries, o si en su herencia familiar existen padecimientos dentales, la recomendación es llevarlos cada seis meses. Cuando el riesgo es menor, el odontopediatra será el que recomiende la frecuencia.

¿Qué debo hacer si se le cae un diente a mi hijo por traumatismo o golpe?

Para este tipo de situaciones, lo primero que debe hacer es mantener la calma, luego tome el diente por la parte de la corona, trate en lo posible de no tocar  la raíz del diente, lávelo solo con agua. Se debe colocar el diente en su sitio, asegurándose que se ubica en la posición correcta e ir inmediatamente al odontopediatra. Aunque te parezca difícil, no lo es, ya que el diente encajaría perfectamente en el hueco donde estaba incrustado.

En caso de no poder colocar el diente en su lugar, manténgalo en un vaso de leche o de suero fisiológico mientras llegan al médico. U otra alternativa es poner el diente dentro de la boca, bien sea, debajo de la lengua o al lado de la mejilla, lo importante es que esté en contacto con la saliva.

Entre más rápido se llegue con el especialista, más probabilidades habrá de reimplantar el diente.

¿Puede afectar una infección en un diente de leche al diente definitivo?

Si afecta. Y como ya te hemos dicho, no sólo las infecciones afectan a los dientes definitivos, sino las caries u otros factores congénitos.

En el caso de las infecciones en un diente de leche estas pueden avanzar hasta la raíz del diente creando una secreción de pus que afecta directamente al diente definitivo. Algunos de estos dientes permanentes afectados salen con malformaciones o lesiones secundarias.

Por ello, la importancia de llevar a los niños al especialista en odontopediatría cuando se presente alguna anormalidad bucodental.

Si tienes mas preguntas sobre la salud bucodental de tu hijo/a, no dudes concertar una cita con nuestros especialistas odontopediatras. Los mejores en Madrid.

Prohibiciones

  • No debe acostar a su bebé con el biberón o chupete.
  • No untar el chupete con azúcar o sustancias dulces.
  • No dar a su hijo jugos o zumos endulzados con azúcar. Trate en lo posible, que sean completamente naturales.