Clínica Dental en el Centro de Madrid

Blanqueamiento dental

La estética dental, es una especialidad de la odontología estética; y dentro de esta tenemos un tratamiento muy demandado, gracias a los increíbles beneficios que aporta, el blanqueamiento dental.

En nuestra Clínica Apariles Dental contamos con los mejores especialistas que realizan el mejor blanqueamiento dental en Madrid.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental forma parte de los tratamientos odontológicos, y no es meramente un tratamiento estético, sino que ofrece otros beneficios a la salud.

Por una parte, el blanqueamiento dental es un tratamiento que rejuvenece la sonrisa de una manera no invasiva, es decir, su objetivo principal es eliminar las manchas externas de los dientes causadas por los pigmentos de algunos alimentos y bebidas, y por la acción del tabaco.

Y bueno, ¿A quién no le gustaría tener los dientes más blancos? Creo que a nadie, ya que una sonrisa bonita y cuidada dice mucho de nosotros mismo. De allí, la popularidad de este tratamiento.

Sin embargo, hay que tener claro que el tono natural de los dientes no llega a ser blanco del todo, es más, cada persona tiene una tonalidad diferente. Siendo este un punto a tomar muy en cuenta, ya que hay ciertas publicidades que encaminan a las personas a obtener un blanco nuclear en sus dientes, que a la larga conduce a la persona a sufrir una enfermedad llamada blancorexia, enfermedad que se caracteriza por ser una obsesión a tener los dientes extremadamente blancos, y para ello se someten una y otra vez a blanqueamientos dentales, lo que lleva al desgaste del esmalte de los dientes, la pulpa e incluso abrasiones en las encías.

Cómo funciona el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental se basa en el uso de agentes blanqueadores, por lo general, se usa el peróxido de carbamida y el peróxido de hidrogeno, cuya presentación es en forma de gel a diferentes concentraciones.

Este gel actúa haciendo que el oxígeno penetre a través de los poros del esmalte y llegue a la dentina, produciendo la descomposición de los compuestos orgánicos que se encuentran en ella en forma de pequeñas partículas que reflejan mejor la luz, y como consecuencia, aclaran el color de los dientes.

El tratamiento se realiza mediante la colocación del gel en una férula que luego se inserta en la arcada dental y el proceso se acelera mediante la exposición a una luz intensa (puede ser LED, arco de plasma o halógena). Con la exposición de esta luz, se reduce considerablemente el tiempo en que los dientes deben exponerse al gel. Pero antes de realizar este procedimiento se debe proteger previamente las mucosas de la boca del contacto con el peróxido de hidrogeno.

El tratamiento de blanqueamiento dental se puede complementar con otro desde casa, realizando el procedimiento antes descrito, pero sin la exposición a la luz intensa, por lo que, la persona debe mantener el gel por más tiempo en su boca y repetirlo por al menos dos semanas.

Pese a que existe esta opción, siempre es recomendable ponerse en manos de expertos, y para eso nos tienes a nosotros, la mejor clínica dental en Madrid, y no solo realizamos los mejores tratamientos de odontología estética, sino que contamos con un excelente equipo que abarca todas las ramas de la odontología. No dudes en solicitar tu primera cita para dar solución a ese problema o afección dental que tanto te aqueja.

Es importante mencionar, que en algunas ocasiones las manchas no se pueden eliminar con la colocación del gel blanqueador, por lo que se debe acudir a la colocación de carillas de porcelana, sobre todo en los dientes delanteros o, puede ser necesaria la aplicación de una técnica de micro abrasión previamente al blanqueamiento. Pero para determinar esto se debe acudir a la consulta con un odontólogo especialista, solo él determinará lo mejor para cada paciente.

Dentro de los tipos de blanqueamiento dental, el blanqueamiento profesional es el más eficaz y el más rápido de realizar, solo se requiere de una sesión de 45-50 minutos de duración y los efectos se ven de inmediato, reduciendo entre 4 y 10 tonos. Y la duración del tratamiento puede durar hasta 2 años.

Asimismo, en manos de un profesional, la férula que se utiliza para colocar el gel  se fabrica a medida, lo que permite que los tejidos blandos de la boca como las encías, la lengua y el paladar se mantengan protegidos hasta que termine el procedimiento. Igualmente, con un blanqueamiento dental profesional se puede elegir el tipo de fuente lumínica: laser o luz LED.

Cosa que no ocurre con la mayoría de tratamientos caseros que existen en el mercado, que aparte de esta desventaja, se requiere de muchas más sesiones para lograr la misma efectividad. Por ello, la máxima garantía la ofrecemos nosotros, especialistas en blanqueamiento dental.

Consejos para después del blanqueamiento dental

Una vez se haya realizado el tratamiento de blanqueamiento, deber tomar en cuenta algunas medidas para mantener por más tiempo su sonrisa blanca.

Evite alimentos y bebidas que puedan manchar: evite el café, té, vino, bebidas deportivas, gaseosas, caramelos, salsa de tomate, etc.

Use sorbete: cuando vaya a ingerir bebidas, se recomienda usar un sorbete para que los dientes no tengan contacto directo con la bebida.

Deje de fumar: el fumar puede hacer que se manchen los dientes. Las personas que fuman o mascan tabaco, combinado con una mala higiene bucal, son más propensas a que los dientes se oscurezcan.

Cepille y use hilo dental: se recomienda cepillarse los dientes tres veces al día, y usar hilo, una vez al día. Evite en lo posible cepillarse justo después de una comida, espere al menos 30 minutos.

Alternativas al blanqueamiento dental

Sin lugar a dudas, lo que siempre se quiere conseguir es tener unos dientes blancos y armoniosos, y nuestra primera opción es un blanqueamiento dental. No obstante, no todos los pacientes son aptos para recibir un tratamiento de blanqueamiento dental. Por ello, existen alternativas a este tratamiento, veamos:

Limpieza bucal convencional: llevada a cabo por el odontólogo. Puede ser de gran ayuda para eliminar aquellas manchas presentes en los dientes. Si usted tiene un buen tono en los dientes, este procedimiento podría ser suficiente para conseguir nuevamente una sonrisa saludable con dientes blancos.

Es importante resaltar que, sin importar si se es un buen candidato o no para el blanqueamiento dental, esta limpieza bucal es necesaria llevarla a cabo, por lo menos, dos veces por año, para prevenir enfermedades que afecten a los dientes y la salud en general de la boca.

Las carillas como alternativa al blanqueamiento dental: las carillas son pequeñas piezas que se colocan sobre el esmalte, y pueden utilizarse en todo tipo de pacientes. Son la solución perfecta para aquellas personas que tienen dientes muy oscuros, manchas profundas o imperfecciones dentales. Con las carillas se puede seleccionar la tonalidad deseada y se elimina el riesgo de sufrir sensibilidad en los dientes tras el tratamiento blanqueante.

No obstante, para evaluar estas alternativas, también es necesario visites a nuestros especialistas, serán ellos los que te expliquen los pros y contras de cada tratamiento.

Preguntas sobre el blanqueamiento dental

¿El blanqueamiento dental daña el esmalte?

No. El esmalte permanece intacto, algo que pueden afirmar estudios basados en la experiencia y en la práctica. Por su parte, nuestros especialistas afirman que si el blanqueamiento se efectúa de manera correcta: producto seguro y las técnicas adecuadas, no se corre el riesgo que el esmalte se vea afectado.

¿El blanqueamiento dental es un tratamiento doloroso?

No es doloroso, pero si se puede correr el riesgo de sufrir sensibilidad en los dientes después del tratamiento. Sin embargo, no es algo preocupante, ya que después de 72 horas ese síntoma va desapareciendo. Durante la primera semana después del tratamiento se debe tener un cuidado especial para lograr un mejor resultado y más duradero. Es recomendable seguir una dieta blanca, es decir, no consumir alimentos con colorantes artificiales o aquellos que provoquen tinción.

¿Cuáles son las contraindicaciones del blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental se puede realizar en cualquier persona que tenga una buena salud bucodental. Sin embargo, no se puede realizar en personas que tengan caries, que sufren de sensibilidad dental o alguna enfermedad periodontal.

¿Cuáles son las técnicas más utilizadas?

Por lo general, se suele utilizar una técnica mixta, mezclando el tratamiento en la clínica con el tratamiento en casa. Es decir, en nuestra clínica colocamos el producto blanqueante, el cual se activa con una luz especial para abrir los poros del esmalte y así conseguir blanquear la dentina. Seguidamente, de ser necesario, se mandará un tratamiento complementario para la casa; igualmente consta de férulas con producto que deben ser colocadas por dos o tres noches mientras el paciente duerme, o durante algunas horas durante el día. Estas férulas para la casa llevan el mismo producto blanqueador, pero con menos concentración de peróxido de hidrogeno.

Dependiendo de cada paciente y de la decisión del dentista se puede optar por una técnica que consta de dos sesiones en la clínica, donde se utilizan férulas con peróxido de hidrógenos, pero en una concentración más alta.

¿El blanqueamiento dental es efectivo en todos los tipos de manchas en los dientes?

No, el blanqueamiento dental puede que no funcione a la perfección en dientes con tinciones más intensas (tonos anaranjados o grises), pero todo dependerá de la valoración del especialista y de la aplicación del tratamiento para casos más severos.

Por otra parte, aquellas manchas de tono grisáceo ocasionadas por medicamentos como la tetraciclina no se pueden blanquear. Para esos casos se recurre a otras opciones como las carillas, fundas o coronas.

¿El blanqueamiento dental puede convertirse en una obsesión?

Los beneficios que otorga el blanqueamiento dental mejoran enormemente el autoestima del paciente. Sin embargo, cuando ese blanco en el diente se transforma en obsesión, es cuando se convierte en un problema, ya que la persona empieza a sufrir de una patología llamada blancorexia, que como dijimos al principio, es una enfermedad que consiste en alcanzar el blanco más blanco en los dientes.

Valoración: 
Promedio: 5 (2 votos)